INTRODUCCION

En Bocagrande habita San Martín, la avenida más larga de la ciudad, rodeada de hoteles para todos los presupuestos; exclusivas tiendas de ropa, zapatos, joyas y artesanías; de restaurantes y de casinos con el fondo de una playa larga y ondulante que se deja acariciar coqueta por el mar Caribe.

Al final de Bocagrande divisarás El Laguito, zona que despunta en el histórico y blanco Hotel Caribe y fenece en un pico de tierra que se estrella con la bahía y al que todos llaman Castillogrande. Allí caminarás por un serpenteante paseo peatonal mientras escuchas el rugido del mar y te confundes con los transeúntes que leen sin prisa su libro de turno o trotan bajo la luz cartagenera.