Fiebre de helados

La heladería artesanal llegó para quedarse en el corralito de piedra. Cartagena vive un boom de colores y sabores refrescantes que derriten a cualquiera. Helados cremosos o paletas de fruta para todos los gustos; exactamente lo que necesitas cuando estás a 30º C de temperatura.

Las heladerías son unas de las vitrinas más llamativas para los viajeros. Apetitosos sabores saltan a la vista en medio de un caluroso día cartagenero. Hasta los presidentes de la pasada Cumbre Iberoamericana probaron en la Gelateria Paradiso los helados de corozo, zapote y caramelo salado. “Aquí, además de helados de crema, los hay con frutas típicas orgánicas del Caribe colombiano. Todos son naturales y hay para veganos”, cuenta María Nevett, propietaria fundadora.

También en el Centro Histórico La Paletteria ofrece el encuentro inigualable de productos colombianos con la auténtica receta de Italia. Sus exquisitas paletas artesanales, como las de salpicón, lulada y selva negra, son irresistibles cuando caminas cerca a la Plaza Santo Domingo.

De igual manera, en Ciocolatto Pop-Bar decidirse por una opción es todo un reto, pues hay más de 34 sabores de helados de agua, yogurt y crema, malteadas y helados con coberturas y toppings personalizados, así como paletas para veganos y diabéticos. “El helado se consume en cualquier momento, además de que es muy fácil de llevar y es ideal para clima cartagenero”, cuenta Melissa Osorio, propietaria y gerente.

MEZCLAS TROPICALES
Novedosas mezclas puedes disfrutar en la Gelateria Tramonti, atendida por Davide su propietario, todo un maestro del helado artesanal italiano. Pero si quieres ver cómo congelan enfrente tuyo cremosos helados con técnicas de cocina molecular, en Mr Cool Gelato te sorprenderán con esta experiencia.

Cuando camines por Bocagrande, detente en la Avenida San Martín para que conozcas La Cremería Italiana, de Raffaele Pastorella, quien no se cansa de repetir: “Vine de vacaciones hace algunos años y tuve la oportunidad de probar un helado que no me gustó, entonces decidí volver y hacer el mejor helado artesanal del país”. Pistaccio, sicilia, cocco, entre otros 40 helados, hacen parte de su famosa carta. Otro lugar imperdible por su tradición heladera en el país es Crepes & Waffles Heladería, sus paletas artesanales y las copas bañadas de chocolate caliente con toques cítricos y crujientes son ‘de ataque’.