LA OLA VERDE

Respondiendo al creciente impacto ambiental del turismo sobre la ciudad, en 2018 se fundó Green Apple, una fundación sin ánimo de lucro que trabaja con bares, restaurantes y hoteles para ayudar a disminuir sus residuos a vertederos. Cuenta con sus propias instalaciones de abono, reciclaje de vidrio, huerto y talleres educacionales promocionando la creación de objetos hechos de desechos por artesanos locales. Uno de sus ejes es la creación de trabajos sostenibles para gente local y sus actividades buscan generar ingresos para incentivar responsabilidad, propiedad y éxito a largo plazo.