Introducción

Importante sector residencial y comercial a los pies del Cerro de la Popa, en cuya cima reposa la iglesia y el convento colonial de la Orden de Agustinos Recoletos, construidos entre 1609 y 1611. Vale la pena subir a apreciar la mejor panorámica de la ciudad y de paso probar los fritos cartageneros que se venden de manera informal.

También resulta interesante conocer el encantador barrio residencial de Manga, donde las familias más adineradas de la ciudad construyeron generosas casas con influencia árabe, dignas de apreciar. Pasea por sus jardines que gozan de la sombra de los árboles frutales, ve al Club de Pesca y conoce los puentes que comunican esta isla con el resto de la ciudad.