Razones para enamorarse de Cartagena

SU MAGIA
El nobel de literatura Gabriel García Márquez, expresó su amor profundo a Cartagena, a través de algunas frases célebres. Sobre su primer visita a la ciudad, escribió lo siguiente: “Me bastó con dar un paso dentro de la muralla para verla en toda su grandeza a la luz malva de las seis de la tarde, y no pude reprimir el sentimiento de haber vuelto a nacer”.

El amor en los tiempos del cólera y Del amor y otros demonios, están ligadas a la Cartagena mágica, llena de historia y cultura. Recorre parajes emblemáticos que hicieron parte de la vida y obra del nobel, y respira el realismo mágico que Gabo quiso transmitir.

ÚNICA Y AUTÉNTICA
El ambiente de Cartagena es único y no lo encontrarás en ningún otro lugar del mundo. Una palenquera bonachona, vestida con los colores de la bandera, te recibirá con una sonrisa y te ofrecerá la fruta fresca que lleva sobre su cabeza. Luego, bailarines folclóricos te invitarán a bailar en plena plaza, bajo los ritmos de tamboras y gaitas, al compás de sus sombreros vueltiaos. Enseguida, te enamorarás de una colorida mochila wayuu, tejida a mano por artesanos.

Camina hacia la muralla y disfruta del atardecer romántico en algún baluarte o rooftop con un ron colombiano. Si la palabra que mejor define esta experiencia es magia, te has enamorado de Cartagena.

LA HEROICA Y SUS CIMIENTOS
Enamórate de sus balcones andaluces; sus caminos y plazas empedradas; de la iluminación cálida de sus faroles, sus iglesias, sus coloridas casonas coloniales, viejos portones ornamentados con aldabas; y su muralla de 11 kilómetros de longitud, construida en el siglo XVI.

Llamada La Heroica durante la lucha por la independencia, fue el principal puerto del Nuevo Mundo, por el que piratas y corsarios se disputaron de manera abrupta su conquista. La riqueza cultural de sus habitantes, descendientes de españoles, africanos, árabes e indígenas, aún conserva creencias y modos de vida de sus antepasados.